viernes, 11 de marzo de 2016

érase una vez

una flor

alérgica

a sí misma

15 comentarios:

  1. Ufff!!!.

    Debió se horrible psra ella!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Todos cometemos errores, ¿pero odiarse a si mismo?, rarisimo.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Érase una vez
    una flor
    hermosísima
    como Adriana.

    ResponderEliminar
  4. Vivimos en guerra contra nosotros mismos, sin duda.

    ResponderEliminar
  5. A mediados del año pasado, descubrí, a través de un libro porqué había estado en depresión durante año y medio. Me he metido en tu Pinterest, pero sin registrarme, sólo mirándolo por encima, y veo muchos platos crudívoros, o con una gran cantidad de verduras o crudos. Te dejé un mensaje por fb hace tiempo, pero no recibí contestación. Resulta que, aunque yo no lo hubiese intuido nunca, caí en depresión debido a un shock depurativo excesivo e incontrolado. Por lo visto, las personas que hemos comido "mal" a lo largo de nuestra vida, cuando pasamos a una dieta demasiado depurativa, primero eliminamos líquidos y grasas, pero cuando tenemos nuestro "peso ideal", el cuerpo comienza a eliminar pus, mocos, sustancias químicas, ácidos y venenos que tenemos acumulados en nuestros intersticios. Por si te interesa o te sirve de algo. Un saludo Adriana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oooh si. Mi depresión se desató porque me puse bulímica Maiko... mil gracias por tu observación :)

      Eliminar
  6. Y la alergia se llamaba vida social, todo mejoró cuando dejó de importarle el agradarle a todos en todo momento...

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar

coméntame pues!