miércoles, 17 de septiembre de 2014

viernes, 5 de septiembre de 2014

rapto

Otro. para recordar al genio en el viernes de musiquita...

jueves, 4 de septiembre de 2014

cerati

Descanza en paz Gustavo...


jueves, 28 de agosto de 2014

estigma

nada mas que decir...


Aveces (o casi siempre) me molestan muchos mis amigos, mi familia, mi gente cercana. Llevo tres años ya anunciándoles a todos que ESTOY DEPRIMIDA. Esto no es una fase, es una enfermedad como cualquier otra. Y es crónica y no se me va a quitar.

Todos sin excepción piensan que yo no quiero salir de esto o que son condiciones externas o que se yo. Es cierto que estoy mejor y todo y que ya no me dan las crisis de antes y que ahora finalmente puedo dormir mi noche entera. Pero no me voy a curar de esto. Por mucho que yo misma me resista a creerlo.

El cerebro es como cualquier órgano del cuerpo. Y si se inflama y deja de funcionar correctamente, pues está enfermo y necesita ayuda.

Cómo puede la gente pensar que yo tomo pastillas todos los dias porque me da la gana? O es que creen que yo no le he preguntado a mi siquiatra si las puedo dejar de tomar? Y que piensan que me dijo?

Mis amigos o familiares casi que me regañan cuando me preguntan cómo estoy y se me ocurre decirles la verdad. Que estoy luchando. Que estoy peleando conmigo misma. Que estoy viviendo dia por dia, para sobrevivir. En verdad les parece que esa es una mala respuesta? Coño, es la verdad.

Es como la gente que se asombra porque Robin Williams se suicidó. Coño, el pobre hombre estaba deprimido. ES UNA ENFERMEDAD, no es malacrianza. Es el cerebro que no funciona bien. El pensamiento es sólo electricidad y química paseando por un par de kilos de grasa y tejido nervioso. El pensamiento no es nada más que eso. No es un espíritu. Ni un alma. Y no hay un ángel bueno y uno malo hablandole a uno. Ni sosteniéndolo a uno. Especialmente no cuando está enfermo del cerebro. Ahí no te sostiene ni la madre Teresa.

Cómo puede ser que es más aceptable decir que tengo un ángel de la guarda acompañadome que decir que uno esta luchando en su soledad por seguir por seguir viviendo? Cuál de las dos cosas es más absurda? Como puede ser que de las dos, la más ridícula es la más aceptable?

WTFF, o sea what the fucking fuck?

No es nuestra culpa, no hacemos esto para llamar la atención o manipular a nadie.

Si por mi fuese, me encerraría en una habitación tibia y oscura para no tener que actuar socialmente nunca más. Pero no, yo lucho y trabajo y trato de vivir una vida lo mas feliz que puedo.

De verdad que estoy bien harta del estigma que tienen las enfermedades mentales. Talvez sería mejor vivir mintiendo y decir que todo es rosa y que no pasa nada y que uno no quiere que caiga una bomba atómica que acabe con la farsa que es vivir.




martes, 26 de agosto de 2014

comodidad

Cabeza hueca. Porque hay que ser muy bruta.
foto cortesía de mcb

Supongo que los seres humanos somos cómodos por nuestra condición de criaturas depredadoras.

Destruimos todo aquello que nos incomoda para poder proporcionarnos la necesaria calma que requiere el pensamiento irrefrenable de nuestra naturaleza esquizoide.

Parte de mi naturaleza depredadora, de mis instintos de muerte, es la inevitabilidad de volver a mis lugares depresivos.

Solamente estoy contenta cuando puedo sufrir. Sufro, luego existo. Mas que pensar, sufrir es lo que me hace sentirme viva. El dolor físico o el dolor mental, o el dolor moral.

Soy una masoquista entregada, lo admito.

Y aunque llevo tres años luchando contra la depresión que me destruye, reconozco que el resto del tiempo, cuando no lucho, esos momentos de soledad abismal y de doloroso silencio intolerable, me hacen feliz.

Sufro, luego existo.

Si no fuese capaz de sufrir, no sería capaz de vivir.

Y aún así. Me rebelo contra ese dolor en un delicioso círculo de lenguas, lágrimas, y agonías. En un constante resucitar y morir cual vampiro insaciable del sol que le destruye y la sangre que le alimenta.

Vivo para sentir un poquito más de dolor. Y me gusta.

jueves, 21 de agosto de 2014

clueless

asi de clueless o mas?


Creo que ya he hablado por aqui de mi falta de entendimiento.

Yo no entiendo, en serio, no entiendo la vida, no entiendo a la gente.

Paso interminables citas con mi sicóloga tratando de entender, y tan sólo termino llorando y negando con la cabeza infantilmente.

La gente es dmasiado difícil de entender y yo me resisto a dejar de analizar.

Hasta dónde tengo que embrutecerme para entender?

Talvez por eso siempre decido que sería mejor estar muerta.

O como los yogis de la antiguedad, irme a una cueva a no saber nada de nadie por el resto de mi vida, que es mas o menos lo mismo.

Mientras tanto, sigo respirando, que ya es algo.

Poco a poco entendiendo, como dice la canción. O desentendiendo, como diría yo.


lunes, 18 de agosto de 2014

distracción

de la idea a la mano. Sketch by me.


Hace siglos que no escribo nada acá. No porque no quiera, si no porque casi no me queda tiempo. A esta gente se le ocurrió que hay que rediseñar los espacios aéreos de no sé cuántos estados y eso  me tiene pensando en cosas serias e importantes.

El abstracto en pasta

Lo cual no quiere decir que deje de un lado mi despiste permanente. Simplemente trabajo más horas porque nunca he logrado pensar en una sola cosa al mismo tiempo (excepto cuando se trata de música) y tengo el spam de retención de un mosquito enfermo.

Es una tortura vivir en las nubes. Se los digo yo que me la paso dibujando estrellitas imaginarias con coordenadas en el espacio.

Y de ahi al mosquito.