lunes, 21 de abril de 2014

iluminada

Roca paciente.
Foto cortesía de AGL.

Cuando yo hago mis clases de Bikram Yoga no pienso en nada. Imposible, claro, porque ahí uno lo que está es intentando no caerse o de la pose, o del mareo, o del calor.

Pero después de la clase, mientras conduzco hacia mi casa, si que me da por pensar. Gracias a dios que no he atropellado a nadie mientras pienso, poruque sería una tragedia.

Y una de las cosas que pienso (además de otro montón de bobadas inconfesables) es en alcanzar la iluminación. Como humanos nos la pasamos intentando entender lo inentendible, la vida, el cosmos, el dios, el demonio, el bien el mal, lo correcto, lo inválido y lo válido.  Pero todo eso es una pérdida de tiempo impresionante. O bueno, ahora que lo pienso no es que en realidad sea una pérdida de tiempo. El tiempo no es valioso para quien no espera nada. Para los que esperan si que lo es, claro, pero para los iluminados no.

Aveces descubro y me acuerdo de recordar que la iluminación es la paz. El no buscar nada. El no esperar nada. El silencio del que simplemente contempla sin apuros el increíble devenir de las cosas sin el empeño clasificatorio desesperado de la edad moderna.

Aveces recuerdo que es mejor no esperar nada o lo que es lo mismo, esperarlo todo.

Porque la fulana paz no viene a uno después de encontrar la iluminación o lo que sea que uno esté buscando.

La paz debe estar antes. Antes de que la necesidad aparezca, o la luz el el dios, o cualquera de las excusas que usamos para rellenar la angustia de no soportar la inexorable hambre de estar atrapados en el tiempo.



Para autógrafos, favor comunicarse con mi mánager.





viernes, 4 de abril de 2014

lights out

En el viernes de historias de terror. El shortfilm lights out. Que se asusten bien.



miércoles, 26 de marzo de 2014

apátrida

el tucan este si quiere volver... yo NO


Que me perdonen todos. Que me perdone dios, si existe. Que me perdone mi familia que nunca me quiso. Que me disculpen todos los que están pasando momentos malísimos en un país donde no hay nada si no palabras huecas.

Yo nunca soporté la sociedad venezolana. Desde chiquita me enfrenté a niñas malas que lo tenían demasiado dinero como para que les importasen los demás. A mamás que tenían demasiado dinero como para que les importasen sus señoras de servicio. A no mirar a los oscuros a la cara porque estaban ahí solo para servirte.

Desde chiquita me encontré con una sociedad que me miraba raro porque yo consideraba que todos éramos iguales y que no importaba la marca de pantalón que te ponías o si tu ropa combinaba. Una sociedad que me miraba raro porque yo queía leer y ser culta y aprender y ser justa, en lugar de tener novio o la camisa de moda y porque no viajaba para Miami a comprar ropa o a ver a Mickey Mouse.

La sociedad venezolana que yo conozco sigue creyendo que los pobres deben permanecer pobres y que son pobres porque les da la gana y no trabajan lo suficiente ni estudian lo suficiente. Que los malandros son malandros porque son malos y no les da la gana de ser buenos y útiles a la sociedad.

El criterio de escacez y exclusividad es lo menos democrático que existe. Y eso es justamente lo que alimenta la diferencia social. El señor Chavez muy hábilmente profundizó el resentimiento que siempre existió en la otra mitad y la hizo crecer mientras que los exclusivos, nos redujimos y nos dispersamos por el mundo.

A mi me duele lo que está pasando en Venezuela, si. Pero no quiero que me importe. No quiero saber más nada de eso. Es como haber salido de Macondo y no querer volver. Como haber salido se un sueño malo y no querer volver a dormirme.

Y me ha costado una barbaridad escribir esto. Que me perdonen todos. Pero no quiero saber.



miércoles, 12 de marzo de 2014

sandrevan lullaby


The generals hate holidays
Others shoot up to chase the sun blues away
Another store front church is open
Sea of neon lights, a boxer his shadow fights
Soldier tired and sailor broken
Winter's asleep at my window
Cold wind waits at my door
She asks me up to her place
But I won't be down anymore

Judges with metermaid hearts
Order super market justice starts
Frozen children inner city
Walkers in the paper rain
Waiting for those knights that never came
The hi-jacked trying so hard to be pretty

Night rains tap at my window
Winds of my thoughts passing by
She laughed when I tried to tell her
Hello only ends in goodbye

America gains another pound
Only time will bring some people around
Idols and flags are slowly melting
Another shower of rice
To pair it for some will suffice
The mouthful asks for second helpings

Moonshine pours through my window
The night puts it's laughter away
Clouds that pierce the illusion
That tomorrow would be as yesterday...

miércoles, 5 de marzo de 2014

john el esquizofrénico


es lindo...

dedicado a terremoto crazy

y a todos los loquitos lindos del mundo

jueves, 27 de febrero de 2014

tu quieres que yo te de un coñazo?

Para tomárselo con humor.... Gracias George Harris

lunes, 24 de febrero de 2014

ritual para enfriar el pene


Ingredientes por si no se entiende:

Una vela en forma de pene (si es roja como la del video, mejor) o la representación fiel del pene del ente a castigar...
alfileres negros  (WTF! de donde saca uno alfileres negros!!!)
papel cartucho (alguien me puede dar luz en lo del papel cartucho???)
cuerpo rompecamino (una vez mas, necesito traducción)
grasa de serpiente (no sabía yo que las serpientes tuviesen grasa pero debe ser lo mas asqueroso que hay)
cinta ritual negra (esa está facil)
hierba de recero (fácil si se sabe que es, yo... no se)
hierba de comino (fácil)
hierba de eneldo (fácil)

y una estampa de San Sebastián.


Ahora bien, yo me imagino que lo de la estampita de San Sebastián ha de ser porque como es el Santo Patrono de la comunidad gay, al ser este un hechizo mata virilidad, El hombre a quien estemos castigando se pasa para el otro lado por obra y gracia de la grasa de serpiente y el porqueriero ese.

Pobre San sebastián que de ser un mártir y un valiente ha quedado para estas cosas...

Asi que MOSCA TORO. Si me eres infiel, ya sabes...