lunes, 6 de abril de 2015

burbuja

Erase una vez una niña
que nació dentro de una burbuja

y allí se quedó con sus papás

hasta que un día un hombre
muy malo
rompió su burbuja

y la niña
se desparramó por el suelo

y nunca más pudo
volver a juntar sus partes

6 comentarios:

  1. Maldito cerdo.
    Desde aquí lo maldigo.

    Y para la niña un millón de besos.

    ResponderEliminar
  2. Espero que esa niña dentro de muy poco sea una mujer fuerte.
    Que deje a ese hombre que se pudra en un rincón del olvido.
    Que no dedique ni un sólo segundo a recordarle.

    Luego ella recompondrá todos esos trocitos y caminará por el mundo en paz...
    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Ni había, tampoco, nadie cerca que quisiera ayudarla a recomponerse...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mucho tiempo no, pero nada dura para siempre :)

      Eliminar

coméntame pues!