miércoles, 2 de julio de 2014

sopa de monoteísmo for dummies parte v

una linda alfombra fractal y multicolor que yo sueño con poseer.
Ya se que estaban todos desesperados por leer una nueva entrega de la sopa de monoteísmo. Yo misma estaba desesperada por escribir, es solo que aveces me entretienen los cielos y no puedo bajar a la tierra a explicarles las cosas.

La última vez quedamos en los sueños de Jacob no?

Pues resulta que no tan sólo el padre soñaba, si no que el hijo también. Y aqui la historia se va a poner muy pero que muy interesante porque ese hijo que soñaba y que creía en lo que soñaba y se lo tomaba muy en serio, va a terminar siento el verdadero patriarca del monoteísmo. Un monoteísmo que sigue siendo externo aún en nuestros días pero que poco a poco está cambiando. Y digo externo porque toda esa complejidad soñolienta que los antiguos no lograron comprender, decidieron colocarla en un ser superior y omnipotente cuando en realidad ese dios estuvo siempre biológicamente dentro.

Entonces, como dice mi hija. Jacob tuvo doce hijos y uno de ellos resultó ser un hombre importantísimo en egipto. Cuenta la biblia que José fue el primer hijo que tuvo Jacob de su esposa preferida, Raquel. La pobre su tuvo que calar que su esposo se casara primero con su hermana mayor y que tuviera hijos con ella, con la esclava de ella y con su propia esclava. Ya había tenido Jacob diez hijos cuando nació José y cuenta la historia que Jacob lo prefería entre todos. Cosa lógica pues el también había tenido que esperar muchos años para lograr tener un hijo con su primer amor. Y resultó ser que ese hijo en particular tomaba muy en serio sus sueños. Tan en serio que los contaba todo el tiempo a sus hermanos queienes terminaron por tenerle rabia ya que los sueños eran todos grandilocuentes.

Aqui vemos dos cosas. Bueno, veo yo dos cosas. La primera es la típica reacción de una persona al escuchar o tener un sueño: lo desprecia. La otra cosa es lo que sucede con el soñador que sí presta atención a lo que sueña. No sólo ha de enfrentarse con las burlas de quienes lo escuchan, si no que también suele resultar salvado de sus problemas gracias a los sueños. Good things right?

Y así cuando sus hermanos lo venden como esclavo a unos mercaderes temina José siendo consejero y visir del faraón en Egipto y terminan sus hermanos muertos de hambre pidiendo cacao (o trigo) en la época de la escacés.

Una teoría interesantísima que ha surgido en los últimos tiempos, se basa en lo que ha dicho un egiptólogo muy importante llamado Ahmed Osman y es que afirma que el visir llamado Yuya y enterrado en el valle de los reyes, es en realidad el José bíblico y se basa en que su nombre nunca estuvo consitentemente escrito de la misma manera en los escritos de la época o en su tumba, por ser un nombre extranjero, cosa que no sucedía con muchos otros personajes importantes como él.

Lo interesante de todo esto, mas alla de la referencia onírica es que Yuya o José terminó siendo el abuelo de un Faraón sumamente interesante llamado Ahkenaton, que fue el primer faraón monoteísta de la historia. y que para ese momento todas las tribus hijas de Jacob se habían mudado a Egipto ya que José mismo se había encargado de comprar tierras (en Egipto) para ellos. Así que los israelitas sí poseían tierras. las había comprado José. Lo malo es que después se perdieron en el desierto o los botaron de esas tierras como veremos más adelante.

Y ahí es donde comenzaremos con una receta totalmente nueva que todavía no tiene nombre, pero que nos llevará en un complicado éxodo desde Egipto hasta una tierra prometida que más que prometida lo que promete es ser peleada.

Hasta entonces, dulce sueños.

4 comentarios:

  1. Esto mismo me lo explica otra persona y le arranco la cabeza.
    Me lo explicas tú y me encanta.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tan lindo... eso es poruqe te lo explica tu vaca tranquila ;)

      Eliminar
  2. No, Adriana, lo de Ahkenaton no es un monoteismo, sino una monolatria
    http://www.ecured.cu/index.php/Monolatr%C3%ADa

    Que no es lo mismo.
    Así como tampoco lo era la religión hebrea antes del periodo romano, ya que en las escrituras más antiguas Yaveh posee una compañera que es mencionada varias veces y luego deja de serlo. A esa figura se la suele llamar parero en algunos casos.

    Por otro lado, las fechas de Ahkenaton y la existencia del pueblo hebreo no coinciden por una diferencia de varios siglos...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que interesante.. ya lo voy a chequear!

      Eliminar

coméntame pues!