miércoles, 11 de junio de 2014

la dactosipulga

dactosipulga according to my mind.


La dactosipulga es un animal imaginario que vive en las cabezas de la gente.

Se cree que el animal es originario de los closets donde viven los cuentos de horror que le cuentan a los niños.

Cuando la dactosipulga se muda a la cabeza de alguien, lo primero que hace es reproducirse descontroladamente cada vez que la persona se lava el pelo. Parece ser que el champú promueve la clonación natural de este ser. Posteriormente, cuando las cabezas estan bien limpias e infestadas de la dactosipulga, éstas comienzan a masajear el cráneo de la persona afectada con sus treinta dedos, hasta penetrar el cráneo y alojarse dentro del cerebro del paciente.

Una vez alojadas en el cerebro, las dactosipulgas hambrientas proceden a roer las neuronas con sus dientes afilados causando toda clase de trastornos de la personalidad que erróneamente los siquiatras diagnostican como depresión, ansiedad o estrés post-traumático.

Al ser la dactosipulga un animal imaginario, la infestación no tiene cura.

13 comentarios:

  1. ¿'tonces no es el Parkinson el que mata mis neuronas? Se lo diré a mi neuróloco favorito. Chin, lo malo que la dactosipulgosis tampoco se cura jaja. ¡Muy bien! Este post me ha gustado.

    Besos Adriana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una nueva clasificación que agregar al diccionario de enfermedades imaginarias, querida malquerida... :)

      Eliminar
  2. Oh, sí. Lo sospechábamos. Muchas gracias por ilustrarlo tan magníficamente.

    ResponderEliminar
  3. A mí me infectó nada más nacer.

    Y si.
    No tiene cura.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y mientras mas champú te pongas, mas te infectas, toro.... pobrecito toro, tan peludo...

      Eliminar
  4. En efecto Adriana, con tales características la cosa pinta dificil, pero al menos ya haz hallado la causa!! Alguien decia que con ello ya se tenía la mitad de la solución ¿no te parece? ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si :) la solución es inventarse otro parásito que nos deinfecte!!! jajaja

      Eliminar
  5. ¿Y si te rapas la cabeza?...¿Y si te rapas la calva de la rapadura de la cabeza?...¿Y si te cortas la cabeza?...BUeno, no...eso no...que a veces la uso para llevar el sobrero de tres picos...pos no se...creo que la infestación la tengo garantizada...bueno...la reinfestación...o ¿era la reforestación?...
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aggggghhhhh...¡¡¡¡Comenzó la defosteracióoooonnnnn!!!!...Glup...glup... (asi suenan ella en mi calvorota)

      Eliminar
  6. Y, para peor, no sólo no hay cura para dicha infección, sino que tampoco hay forma de evitar o de saber cuándo nos está atacando.

    Al menos, tengo entendido que en algunos casos generan explosiones de creatividad instantánea...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar

coméntame pues!