viernes, 28 de septiembre de 2012

periódico de ayer

Ultimamente ando como obsesionada con Hector Lavoe. Un personaje trágico sin duda. Rodeado de misterio, de excesos, de abusos, de fama. A mi me pasa asi. Me osbesiono con las cosas, con los personajes. Les saco el jugo hasta que me harto de ellos porque no hay nada mas que pueda aprender, o saber.

Lo lindo es que de la salsa no me canso nunca, asi que sacúde doble-feo y a bailar, que es viernes.

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. jajajajaja eso suena de lo mas raro, Toro...

      Eliminar
  2. Doña Adriana, obsesionarse con genios como Hector Lavoe no es nada preocupante. Gracias por traérmelo a la memoria.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que si??? ando en una nota de salsa brava :) besos Torcuato!!

      Eliminar
  3. ayyyyyy obsesionarse no es muy bueno que digamos... aunque te entiendo.
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. obsesionarse es lo peor que existe, pero aveces es inevitable ;)

      Eliminar

coméntame pues!