domingo, 20 de febrero de 2011

heridas

las heridas, son heridas
las lineas, son heridas
los errores, son heridas
las palabras son heridas
la luna, la noche, es una herida

los silencios, son heridas
los dedos, son heridas
mis dibujos
son lineas heridas sobre el blanco

la vida es una herida
la muerte es una herida
el vacío es una herida

mis ojos son dos heridas sobre mi rostro
que me me muestran la herida que es el mundo

herida

18 comentarios:

  1. El poema es buenísimo.
    Extraordinariamente bueno.

    El dolor no.
    Pero no te voy a llevar la contraria porque yo también veo heridas por todas partes.
    Y mucho dolor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Precioso. Un placer haberte encontrado y poder leerte.
    Besos
    Nela

    ResponderEliminar
  3. Quiero traerte a mi casa, prepararte desayuno, dejar que estes en pijama todo el dia, sentarte en el sofa con los chiquitos para que les leas, pero no mucho para que no te canses, dejarte tomar siestas y luego prepararte mas de comer, y salir al bosque a pasear, bien abrigadas, y... entiendes la idea.

    ResponderEliminar
  4. "mis ojos son dos heridas sobre mi rostro
    que me me muestran la herida que es el mundo": de lo mejor que he leido en tiempo. Felicidades.

    ResponderEliminar
  5. Es un sentimiento magníficamente expresado. ¿Se te ha ocurrido pensar lo que implica una herida? -- Una cicatríz. La tierra con su orografía está conformada por cicatrices mil. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Así es. Pero es la única forma de vivir.
    Las heridas y el dolor siempre van a estar ahí sólo tenemos que aprender a sobrellevarlas y una forma muy buena es escribir, transformarlas en poesía y tú tienes ese algo para poder hacerlo.
    Besos cicatrizantes.

    ResponderEliminar
  7. Tu sonrisa es una herida
    que daña al dolor y lo destruye
    tu sonrisa es el sol que intuye
    dadora de dicha y de la vida.
    Sonríele a la herida y al dolor
    sonríele muchacha de ojos heridos
    que la vida es razón y corazón
    y tu risa es portadora de festivo.

    Hermoso tu poema y duro...yo solo soy capaz de intentar pintar una sonrisa sanadora en la herida...
    Besos ,Adriana

    ResponderEliminar
  8. No es cierto, el mundo no es una herida.

    Son tus ojos heridos (tu espíritu herido) los que no pueden ver algo distinto

    ResponderEliminar
  9. Toro: un ejercicio de autocomsieracion nda mas

    Nela: Bienvenida! espero que disfrutes de mi bipolaridad :)

    ResponderEliminar
  10. mc: ya soy oficialmente una mamá lexotanil

    DDmx: que bueno que lo aprecies, es mi favorita tambien...

    ResponderEliminar
  11. emejota, la sicosis premenstrual le digo yo, en broma y si para colmo se me junta con la luna llena, mejor que me amarren y no me dejen salir! jajajaja

    claudia: no todos los dias lo veo tan oscuro, tu me entiendes

    ResponderEliminar
  12. Sombragris, siempre tan dulce, las sonrisas pueden ser heridas tambien y ojo, que no todas las heridas tienen por qu tener una connotacion mala...

    Anuar, es cierto, no puedo ver, ciega me pongo

    ResponderEliminar
  13. Tienes el Don de convertir algo triste y melancólico, en una poesía muy linda .

    Si quieres reírte un ratito pásate por mi cueva

    Un abrazo Adriana

    ResponderEliminar
  14. Por ahi me pasare Julia, muchas gracias!

    ResponderEliminar
  15. "mis ojos son dos heridas sobre mi rostro
    que me me muestran la herida que es el mundo"

    En estos versos está la poesía del poema. Voy a permitirme el abuso de hacerte una observación que no me has pedido, aclarando de antemano que es mi opinión personal y que no tengo autoridad moral ni académica. Me gusta que vienes señalando las cosas que percibes como un desgarro, pero sobran al decir dos cosas tan contundentes como las que expones en los últimos versos. Es una repetición de la que puedes prescindir sin dolor porque si tus ojos son dos heridas sobre el rostro que te muestran la herida que es el mundo, pues dices muy corto y muy bien todo lo anterior sin tener que nombrarlo, enumerarlo, lo dices desde la sencillez, cosa distinta de lo simple. Lo sencillo es complejo, precisamente porque no tiene artificio, no tiene doblez, pero es hondísimo, sugiere, evoca, te siembra en la cabeza una imagen que se disuelve antes de que logres descubrirla por completo, y cuando vuelves a leerlo ya no es el mismo poema, aunque te produzca el mismo impacto y te conduzca a otras ideas. Algo así como el residuo de un sueño en la memoria que, aunque no logramos recordar del todo, perdura. Esos dos últimos versos son poesía en estado puro, purísimo, Adriana. Me han encantado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Wow Susan, viniendo de ti, que escribes como una diosa, eso es un gran halago.

    Yo solia hacer poesia por el mero gusto de hacerla, y me revolcaba en mi posesión y en mi tristeza. Pero esa es la cosa. Que dejarme poseer por el monstruo de la tristeza me regala dos versos hermosos pero me deja por los suelos. Que escoger?

    pues en eso andamos


    besos Susan

    ResponderEliminar
  17. No dejarás de sentir tristeza por escribir. Lo que sientes, pues lo sientes. Cuando escribes haces algo al respecto, entonces no es tristeza mal gastada, es una emoción que estás aprovechando para hacer algo bello. Lo que pasa es que para escribir debes ahondar en lo que piensas y sientes, es como coserte la piel, pero ya luego, a la hora de escribirlo, te separas de eso como si no fueras tú, y ahí viene el alivio. Creo que es como un parto, el dolor se interrumpe en el alumbramiento, quedas laxa, pero antes de eso la tensión es dolorosa. En eso andamos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. desde el desgarro
    un abrazo largo Adriana

    ResponderEliminar

coméntame pues!