miércoles, 22 de septiembre de 2010

ya no soy la misma
no es que he cambiado
es que soy otra

es el mundo el que ha cambiado
y yo, que me he perdido

me ladran los días alumbrados

desnuda
alguien se ríe en lo oscuro

ya no soy la misma
y es el mundo
que se ha volteado
y me empuja
y no lo siento

de rodillas
soy otra
delicadamente ida
paseándome por las venas del fuego

aterida
combino
la tonalidad de mis desvaríos
con este grito gris de bañera

29 comentarios:

  1. Si tienes un recuerdo de quien fuiste, entonces, algo queda de ti.
    Un beso Adriana.

    ResponderEliminar
  2. DUDA

    Hay un aire de túnel en tus ojos oscuros.
    El presagio tan temido se hace vigente.

    Un silencio de varios días
    me cuenta que tus sueños
    andan desperdigados.

    No sabes dónde poner la tristeza,
    ruegas que las preguntas
    se borren de tu voz.

    No te atrae el sonido del mar.

    No buscas desandar tus pasos
    pero pides que la neblina
    de la acera de enfrente se aclare un poco.

    Oyes que un hombre habla a tu lado,
    le miras y quieres creer que canta para ti.
    Tomas su mano y empiezas a caminar.

    El sabor de tu llanto se suaviza,
    el viento sopla,
    la penumbra se ha vuelto cálida.

    Ay, si pudieras emprender el vuelo…




    anuar iván.

    ResponderEliminar
  3. Nunca somos los mismos y sin embargo no dejamos de serlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Adriana,

    Gracias a tu comentario sobre Soliloquio 16 le hice una edición.

    ResponderEliminar
  5. Ser lo que somos nos hace únicos, no importa que haya muchos como nosotros.



    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. juntando palabras alumbraste creatividad
    el grito gris de bañera te lo quiero robar

    ResponderEliminar
  7. TODOS LOS QUE FUI.

    Todos los que fui/
    se han ido marchando/
    a veces pienso en ellos/
    incluso los recuerdo/
    en sus mejores momentos/
    cuando eran tan felices/
    saltando de sueño en sueño/
    que apenas me imaginaban/
    hasta que un día desaparacieron/
    abandonándome sin despedirse.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta eso de no cambiar sino ser otro... Me recuerda una cita que más o menos venía a decir que si uno cambiaba, cambiaba también el mundo que le rodea, que al cambiar uno tiene el poder de cambiar todo su alrededor.
    En fin, cambio y corto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Adriana el hecho de renovarte y sentir que eres otra sólo significa que estás viva!!!! Y es lo mejor que nos puede pasar...

    Besos brujos

    ResponderEliminar
  10. así somos, perdiéndonos y encontrándonos. Precioso.

    ResponderEliminar
  11. BUeno..ya ha dicho casi todo ... yo soy de los que piensan que somos muchos imoperfectos dentro de uno imperfecto...buscando...despidiendose y reencontrandose eternamente....me gustó mucho tu poema , delirantemente hermoso...besos y leña al mono que es de goma

    ResponderEliminar
  12. Torcuato: sigo siendo yo, igual en este cuerpo e igual mañana seré otra y nunca sabré quien soy, besos

    Anuar: no ni loca le doy la mano a ese señor! jaja

    ResponderEliminar
  13. emejota, exactamente, yo no dejo de sorprenderme de mi propia capacidad de inventarme.

    Anuar. te conteste en tu blog.

    Malquerida, si es buenisimo tener consciencia de nuestro poder.

    ResponderEliminar
  14. Gracias camino, a mi tambien me gusta esa...

    Toro querido: precioso como todo que dices siempre

    ResponderEliminar
  15. San Ateo: excelente, cambias tu y el mundo cambia, o te cambia el mundo o todo muta y vamos de mundo en mundo, besos

    Annie: siiiiiii :)

    ResponderEliminar
  16. Ser o no ser es siempre "lo mismo"...

    ResponderEliminar
  17. Creo que seguimos siendo los mismos, solo que con el paso del tiempo vamos cambiando debido a lo que vamos aprendiendo en el camino. Me encanta como escribís y plasmas lo que sentís.
    Es la primera vez que entro en tu blog, la verdad me pareció muy interesante (te sigo). Seguramente me tendrás seguido por este lugar. Te dejo la dirección de mi blog por si lo querés visitar.

    http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

    Desde ya muchas Felicitaciones!!!

    ResponderEliminar
  18. muchas gracias, serbohemio por pasarte por aqui.

    ResponderEliminar
  19. y perdernos de nosotros
    y reencontrarnos;
    el mundo pasa a nuestro lado,
    lo alcanzamos
    en esta dariedad.

    un beso Adriana

    ResponderEliminar
  20. Y que encantos hay, en lugares como este, he disfrutado mucho, de la breve lectura, del poema. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  21. AZ: perdernos es lo mas divertido no?

    Gilipollas: me alegra que le guste

    Pez susurro: no se si es posible el equilibrio...

    Mondragón: Muchisimas gracias!

    ResponderEliminar
  22. Pues últimamente creo que el cambio no es más que dejar de ser lo que creíamos que éramos, para empezar a ser lo que realmente somos. Algo así como darle una patada por el culo al ego, y sólo llemarlo cuando es estrictamente necesario (porque, claro, sin ego no se puede vivir).

    Coincido con el grito gris de bañera.
    Me encanta.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Juan, eso sería lo ideal. Lo necesario, lo justo. Qué se yo, tengo dolor de cuello y eso no me deja pensar...

    besos miles

    ResponderEliminar
  24. adrina,vos has cambiado y el mundo se ha perdido pero,el mundo ha de perderse siempre y hemos de encontrarnos siempre...cambiar es otro modo de seguir en el espejo esencial,abrazo

    ResponderEliminar
  25. Bueno, aqui se han dicho muchas verdades, y otras verdades con fecha de caducidad, corta o larga (mentiras para algunos). Voy un momento con lo del Toro Salvaje, y acoto en mi caso y el de muchos supongo: el problema es que a mi no me abandonan todos los que fui(buena memoria como diria Adriana), y entonces se van acumulando, y nos volvemos aquel loco. Que no es un problema.
    Y con lo de Juan Ignacio, excelente ángulo, pero la frontera entre lo que somos y lo que nos hacen ser es escurridiza, terminando en lo mismo y pero siendo diferentes. Quizas el ego ese que va y viene. Excelente idea la suya.
    Y para Adriana, una reverencia, elegante y enamorada, para que la piña colada no se derrame. Y los gritos grises se paseen juntos por las venas del fuego ese. Bárbaro.

    Juantcho

    PS: Fito Paez, no sé si citando a alguien, hablaba de muchos nosotros adentro (nada nuevo), y que no necesariamente sabemos quienes son (nada nuevo) y que el tiempo nos enseña a hacer hablar a cada uno en el momento adecuado. Como dirian en estos tiempos espumosos, administrar nuestros yo. Fea cosa esa. He comenzado a cogerle cariño a esta comunidad adriacéntrica. No podria ser de otra manera. Juantcho.

    ResponderEliminar
  26. Alejandro: me encanta eso de que el mundo ha de perderse siempre...

    Anonimo querido: me encantas. Me encanta que hayas vuelto a esta humilde comunidad adriacentrica y gracias tambien por el título, un honor, ya sabes. Fito también dijo: hay que aprender a esperar a que la canción salga sola y oh! que sabio, porque yo vivo forzándola. Gracias por lo del grito gris aunque tenga demasiadas g's. besos!

    ResponderEliminar

coméntame pues!