jueves, 4 de febrero de 2010

insomnio

rendirme más
al aguijón de palabras
levantada
sin dormir

un concierto de horas
en el rincón de mi almohada
mojada otra vez

los pájaros hacen más corta la noche
dividida entre mis ojos

y despertar no es la hierba que soñé
y entre mis dedos se detiene el azul

ombligo desplazado
cuerpo
el temblor de la caída
y un silencio
que no llega

2 comentarios:

  1. En el miedo de la noche se descubre la realidad...

    ResponderEliminar
  2. Hay de este azul que no luce fugaz.....

    ResponderEliminar

coméntame pues!