viernes, 26 de julio de 2013

nadie ni yo
tiene la culpa

ella llega arrastrada
sobre lo gris

y me aplasta en la noche
la reseca araña del ojo

y la ve

y lo sabe

5 comentarios:

  1. Es que era inevitable, pero en efecto nadie tiene la culpa

    ResponderEliminar
  2. Ella me da miedo.
    Ojalá te deje en paz.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. La visión es sabiduría, sin dudas. Aún cuando no entendamos lo que estamos viendo.

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar

coméntame pues!