lunes, 22 de abril de 2013

yogini



una mujer intentando trascender


Que cosa es eso de ser yogini?

Yo soy una yogini, es decir una persona que intenta comprender y aceptar la vida a través de la práctica de ciertos ejercicios que por su complejidad impiden que la mente se vaya por las ramas y te mantienen anclado en el momento presente de la realidad para no tener que caerte o partirte el cuello.

En el pasado, es decir hace unos cinco mil años cuando un grupo de indios de la india (no confundir con los indios de las américas a quienes nombraron indios los europeos por despistados) decidieron que no bastaba con calarse el calor y la humedad horrenda del verano indio para trascender y decidieron agregarle unos ejercicios a la cosa para ponérselo mas difícil a aquellas personas que pretendiesen comprender la vida.

Los yogis entonces se pusieron flaquísimos, porque con ese calor y la sudadera más la camita comodísima de clavos en la que se acostaban todas las noches, gastaban un horror de calorías. No eran en definitiva nada parecidos a los indios americanos que se recostaban en sus chinchorros hechos de paja y se fumaban un pito de marihuana o se masticaban unas hojitas de coca para alcanzar a comprender el cosmos.

Bueno como decía, estos yogis pusieron de moda entre los hombres de buena fe, el contorsionarse, el ayunar y el incómodo no-dormir en camas de clavos para trascender, y las mujeres que practicaban estas cosas se denominaron yoginis. No eran muchas, claro porque para variar eso era cosa de hombres que no tenian nada más interesante que hacer en la vida y que además no tenían que estar con un muchachito pegado en una teta y corriendo detrás del otro ni gritándole al gandul de la cama de clavos para que se levantase y se fuese a trabajar y se convirtiese en una persona productiva.

Las mujeres en realidad lo tenían fácil en esos tiempos. No necesitaban comprender el cosmos. Lo que necesitaban era descansar.

En estos tiempos modernos es que la cosa se nos ha puesto fea puesto que además de tener al muchachito pegado en la teta y correr detrás del otro (o los otros) además hay que entender el cosmos y estar flacas como yoginis y seguir gritándole al gandul de la cama -que ya no es de clavos- para que suelte el ipad y se vaya a trabajar.

Les ha quedado claro?

8 comentarios:

  1. Y tu te contorsionas así????PA QUEEEE????Chiquilla ten cuidado que te vas a quedá como una alcayata!!!!....Yo ando mas cerca de Yogi (por la panza y lo comilon) que de los yoguis (no se si he escrito los dos mal...tu ya me entiendes, no?)...Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja

      Claro que sí. Mejor ser Yogi que Boo-Boo.

      Eliminar
  2. jejejejeje bastante claro, que viéndolo por el lado amable, podría decirse que la de hoy es una evolución a las rutinas del pasado jejejejeje :P
    Van saludos!! :D

    ResponderEliminar
  3. Las cosas empezaron a andar mal cuando dejamos de influir en la sociedad y, en cambio, la sociedad comenzó a influir en nosotros...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar

coméntame pues!